Dormir, despertar, y buscar de inmediato una explicación de porque ese sueño, con esa persona, y en este momento…

Horas después, un mensaje de la nada, tras largos silencios, te escribe sin saber que ya habían re-conectado en sueños.

Gracias por volver, me hacia falta esa voz dándome tranquilidad y sacándome sonrisas en estos días grises londinenses.